• 02 SEP 20
    • 0
    MI  HIJO  TIENE  FIEBRE

    MI HIJO TIENE FIEBRE

    Dra: Buen día! Que carita de cansancio!

    Madre: Buen día! Pasamos una noche terrible, porque Matías está  resfriado  y tiene 39° de temperatura, le di el remedio de la fiebre y no le baja… Está así desde ayer de tarde. Y lo peor es que justo la semana que viene es su cumpleaños…

    Dra: Cuando usted me dice que le dio “el remedio de la fiebre” ¿a que se refiere? ¿Qué medicamento le dio?

    Madre: Y… le dí el que tomó  el hermano,  hace unos días, cuando estuvo con fiebre a causa de una laringitis. Acá está,  es …..Aconitum.  Alfredo  lo tomó y se mejoró en seguida, ese mismo día dejó de hacer fiebre y en 2 días curó su laringitis. Pero a Matías no le hace nada, sigue igual, como si tomara agua.

    Dra: Bien,  lo que ocurre es que la Homeopatía no funciona como la Medicina Convencional, en que hay un “Remedio para la Fiebre” como puede ser la Dipirona, Paracetamol o Ibuprofeno. En Homeopatía hay un medicamento para cada situación particular, y a su vez un mismo medicamento puede ser usado en un caso para una Gastritis, en otro para el Asma y en otro para Fiebre. ¿Se entiende?

    Madre: Si creo que voy entendiendo… por eso es que  nos pregunta tantos detalles.

    Dra: exactamente, porque todos esos detalles nos permiten elegir el medicamento adecuado. Veamos  ahora  que es lo que ocurre con Matías. Primero que nada cuénteme que le pasa, cuando empezó, de qué manera, que ocurrió en los últimos días… todo quiero saber.

    Madre: Bueno resulta que hace una semana más o menos, fue a la casa de los primos a pasar la tarde, y el tío estaba con  gripe. Al día siguiente jugó al fútbol y se enfrió. Ahí  arrancó con una agüita en la nariz, que fue aumentando con los días, fue quedando muy decaído, lo que realmente me  llama la atención…

    Dra: ¿Qué es lo que le llama la atención?

    Madre: Matías es un niño muy activo, siempre está en movimiento y en cambio ahora está con un cansancio tremendo.

    Dra: ¿Qué más?

    Madre: Se queja que siente mucho frío, le castañetean los dientes, tiembla y tiene manos y pies fríos.

    Dra: ¿Tiene sed?

    Madre: NO, para nada, le ofrezco y no tiene ganas de tomar nada…..

    Dra:   Y…¿lo del cumpleaños? ¿Qué me dice?

    Madre:  Ah…. Eso es otra historia. La semana que viene cumple 7 años, y hace como un mes que está con ese tema… que quien hace la torta, los amiguitos que va a invitar, las sorpresitas, la piñata… está  muy emocionado. Se pone super ansioso, cuenta los días que faltan.

    Dra:  Está bien. Ahora si usted me permite, le pregunto algo a él y lo voy a examinar.

     Matías se que estás muy cansado y no te voy a molestar mucho. Como viste tu mamá ya me contó lo que te pasa, pero quiero, saber algo más ¿Te duele algo?

    Matías: la cabeza,  la garganta y un poco el oído.

    Dra : Como es el dolor?

    Matías: La cabeza me explota. El oído duele cuando trago.

    Dra:  Ahora muéstrame la garganta por favor…. Muy bien. Ahora  respira hondo…¡Perfecto! Te portaste bárbaro.

    Madre: ¿Qué le parece? ¿Qué tiene?

    Dra: Tiene  una Infección Respiratoria Alta (resfrío y la garganta roja).  Lo típico de otoño-invierno. En relación a la Fiebre en sí, no se preocupe tanto, porque justamente el aumento de la temperatura indica que el organismo se está defendiendo  y lo importante es tratarlo a él no al termómetro.

    Madre:  Comprendo.

    Dra:  En cuanto al Medicamento Homeopático que va a ayudarlo curarse, es Gelsemiun.

    Este medicamento es un gran remedio para muchos cuadros de Fiebre, que suelen caracterizarse por gran cansancio, escalofríos, temblores y ausencia de sed.

    Además  Gelsemiun, es un gran remedio en situaciones de ansiedad por anticipación, frente a sucesos no habituales pero de gran importancia subjetiva para el paciente (como puede ser un examen, un cumpleaños, entrevista de trabajo, etc.) En el caso de Matías, además del enfriamiento y de su contacto con el tío con gripe, seguramente, su ansiedad por el cumpleaños,  actuó debilitando  sus defensas. ¿Se entiende?

    Madre: Si clarito, a él le afectan mucho todas las situaciones especiales. Por ejemplo cuando vamos a viajar a lo de los abuelos en Tacuarembó, no le decimos hasta el día antes, sino se pone fatal.

    Dra: Por eso este es el medicamento que seguramente lo va a ayudar.

    En Cambio Aconitum que fue el medicamento que curó a Alfredo, suele ser útil en cuadros febriles que tienen un comienzo muy brusco (“como un rayo en la noche serena”) muchas veces cerca de medianoche, luego de haberse expuesto a frío. Y  mientras tiene fiebre, no transpira,  tiene mucha sed y una gran inquietud.

    Madre: Entonces cada uno va a tener su medicamento para la fiebre. ¿Es así?

    Dra:  Si y No.

    Si en el sentido que cada cuadro febril  es individual, pero si bien cada paciente puede tener una tendencia a hacer determinado tipo de cuadros, no siempre van a ser iguales. Hoy Matías tiene este cuadro que seguramente responderá a Gelsemiun, pero otro día puede presentar otros síntomas con la fiebre que requieran otro medicamento ( como Belladona, Aconitum, Pulsatilla, etc). Así como Alfredo, que esta vez se curó con Aconitum , puede en otra situación requiera ese mismo u otro medicamento. Se entiende?

    Madre:  Si entiendo, y me gusta esta forma de tratar a mis hijos de una manera  personal, que  incluso  en la fiebre, se tenga en cuenta si está inquieto o decaído, con calor o con frío, nervioso por el cumpleaños…

    Dra: precisamente de eso se trata, para la Homeopatía, “no hay Enfermedades, sino Enfermos”.

    Dra. Stella Ramponi

    Leave a reply →

Photostream